Resfriados, subir las defensas y remedios caseros: ¿Qué dice la ciencia?

Resfriados: ¿conoces sus síntomas?

Llega el frío, y con él aumenta nuestra preocupación por tener un sistema inmunológico fuerte.

Con la llegada del invierno, los resfriados se multiplican, y entre sus molestos síntomas podemos citar la mucosidad o congestión, dolor de garganta, cabeza o malestar general, tos, estornudos, e incluso algo de fiebre.

Fortalecer el sistema inmune

Buscar información sobre cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural y/o rápida puede ser una tarea ardua y por eso muchas veces no sabemos qué tomar para un resfriado o para un catarro. Por eso aquí te explicamos lo que necesitas saber para conocer cómo mejorar las defensas en invierno.

Lo cierto es que el sistema inmunológico es altamente complejo, y debe funcionar de forma equilibrada y sincronizada. Para entenderlo, imaginemos el mecanismo de un reloj suizo. La eficacia depende de su precisión, casi perfecta, y de la coordinación de cada uno de sus elementos. El sistema inmunológico es similar, ya que su ‘fortaleza’ no es sinónimo de ‘potencia’ (imagínate un alérgico con una respuesta inmunológica cada vez más ‘fuerte’, ¡sería una faena!), sino de equilibrio.

Sin embargo, existen numerosos factores que pueden afectar al correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico: el estrés, la falta de descanso que llega con la vuelta a la rutina, el sedentarismo, las deficiencias nutricionales o el insomnio son solo algunos de ellos.

Cómo curar un resfriado de forma natural

Existen ciertos alimentos, vitaminas y otros compuestos en forma de suplemento que pueden ser de utilidad para ayudar a nuestro sistema inmunológico, y en este artículo revisaremos qué dice la ciencia al respecto de algunos de ellos:

  • Betaglucanos: son componentes naturales de la pared celular de ciertas bacterias y hongos. Entre otras funciones, activan los macrófagos, unas células encargadas de neutralizar microorganismos patógenos, como ciertos virus o algunas especies de bacterias. Por ejemplo, las setas son muy ricas en betaglucanos, y, aunque pueda parecer impresionante, la realidad es que su capacidad inmunoestimulante se conoce desde hace miles de años.
  • Vitamina C: sus efectos sobre las infecciones respiratorias llevan en estudio décadas, y ha demostrado reducir la duración y severidad de los síntomas del resfriado, por lo que es un interesante suplemento en esta época. La podemos encontrar en alimentos de temporada, como el pimiento rojo o el kiwi.
  • Gynostemma pentaphyllum (yiaogulan): también llamada ‘planta de la inmortalidad’, contiene gynpenósidos, que son utilizados en forma de suplemento natural para el sistema inmunológico. Esto se debe a su capacidad antiinflamatoria, que actúa sobre las vías respiratorias.
  • L. paracasei LPC37: una microbiota en eubiosis nos hace menos susceptibles a las infecciones víricas, pero también se puede ver alterada tras ellas. Por ello, la suplementación con cepas probióticas específicas, como la que os proponemos, es una estrategia a tener en cuenta.

Desde Nutribiótica siempre hablamos de una visión de la salud 360º. Esto quiere decir que debemos cuidar nuestro estilo de vida y nuestros hábitos y, si es necesario, acudir a un profesional actualizado para que nos ayude a seguir una pauta de suplementación individualizada.

¡Que el frío te pille bien inmunizado!

 

Visita Nuestras Categorías:

Puede que también te guste

Deja una respuesta