qué es la microbiota

La microbiota es el conjunto de microorganismos: bacterias, virus, hongos, arqueas y protozoos, que habitan en el ser humano y nos ayudan a mantener la homeostasis. Esta relación de beneficio mutuo es tan estrecha que se habla de “holobionte” como ese superorganismo formado por el hospedador y los microorganismos que viven en simbiosis con él. Aunque se emplea en ocasiones la palabra “flora” o “flora intestinal”, este término no es correcto, pues la microbiota no tiene nada que ver con el reino vegetal.

Características de nuestras bacterias intestinales

Cuando se habla de microbioma se hace referencia al conjunto de microorganismos y sus genes en un ecosistema. El ser humano cuenta con unos 23.000 genes, mientras que la microbiota por su parte aporta un número 150 veces mayor.

Por cada una de nuestras células humanas tenemos sobre 1,3 células bacterianas, osea que se podría decir que somos más microbio que humano. Nuestro ecosistema microbiano está compuesto por más de 100 billones de microorganismos que se clasifican en más de 10.000 especies distintas.

¡Hay más microorganismos en nuestro cuerpo que estrellas en la vía láctea! 

Composición de la microbiota

La mayor parte de nuestra comunidad bacteriana está en el intestino, conformando la mal llamada “flora intestinal”, pero tenemos una composición de bacterias característica en la piel, la vagina, la boca e, incluso, en los pulmones. Durante años se ha afirmado que nuestra microbiota intestinal pesaba 2 kg, aunque realmente los últimos estudios estiman que en una persona de 70 kg la microbiota tendría una masa en torno a los 200 g.

La conformación de la nuestra comunidad microbiana es prácticamente única en cada individuo, como una huella dactilar. Su composición va a estar influida por multitud de factores como el modo en que nacemos, si es por parto vaginal o cesárea, el tipo de alimentación, el consumo de fármacos, si se vive en un entorno urbano o rural, e incluso, el tener mascota. Todos estas cuestiones harán que nuestra composición microbiana sea distinta. 


microbiota probiotico de derivacion humana

Función de la microbiota

El equilibrio de nuestra comunidad microbiana es importante porque esta realiza funciones esenciales para nuestra salud. Sabemos que las bacterias de nuestra microbiota actúan sobre:

Sistema inmune

Tienen un papel en el desarrollo, maduración y modulación del sistema inmune. La microbiota comensal va a promover la correcta respuesta frente a patógenos y la auto-tolerancia. Además, estimula la producción de mucus que protegerá el epitelio intestinal, así como de moléculas antimicrobianas por parte de la mucosa.

Metabolismo

La microbiota también lleva a cabo una acción metabólica. Por un lado, produce vitamina K y vitaminas del grupo B. Además, obtiene energía de ciertos alimentos para los que nosotros no disponemos de enzimas, como la fibra. La microbiota fermenta esta fibra que llamamos carbohidratos accesibles a la microbiota (MACs) y da lugar, entre otras moléculas, a los ácidos grasos de cadena corta. 

Permeabilidad intestinal

Los ácidos grasos de cadena corta son usados como fuente de energía por las células del epitelio intestinal, tienen acción sobre el sistema inmune, modulan la producción de citoquinas y van a ayudar a mantener la integridad de la barrera intestinal.

La protección frente a patógenos también es una acción importante de nuestras bacterias. La microbiota comensal compite con nutrientes, crea un ambiente hostil (H2O, ácido láctico, AGCC, etc.) y produce bacteriocinas específicas frente a patógenos.

La comunicación entre el eje intestino-cerebro también esta mediada por la microbiota y sus metabolitos.

Equilibrio y disbiosis

Por todas estas acciones que lleva a cabo, nuestra microbiota intestinal puede ser considerada como un órgano más. Su desequilibrio o disbiosis está detrás de multitud de patologías y por ello su modulación se revela como una estrategia eficaz en el tratamiento de muchas de ellas.

Que es la microbiota

Bibliografía

Adak A, Khan MR. An insight into gut microbiota and its functionalities. Cell Mol Life Sci. 2019;76(3):473-493. doi: 10.1007/s00018-018-2943-4. 

Belkaid Y, Harrison OJ. Homeostatic Immunity and the Microbiota. Immunity. 2017;46(4):562-576. doi: 10.1016/j.immuni.2017.04.008.

Malard F, Dore J, Gaugler B, Mohty M. Introduction to host microbiome symbiosis in health and disease. Mucosal Immunol. 2020; 9:1–8. doi: 10.1038/s41385-020-00365-4. 

Ogunrinola GA, Oyewale JO, Oshamika OO, Olasehinde GI. The Human Microbiome and Its Impacts on Health. Int J Microbiol. 2020;2020:8045646. doi: 10.1155/2020/8045646. 

Sender R, Fuchs S, Milo R. Revised Estimates for the Number of Human and Bacteria Cells in the Body. PLoS Biol. 2016;14(8):e1002533. doi: 10.1371/journal.pbio.1002533.

Visita Nuestras Categorías:

Puede que también te guste

Deja una respuesta